La cabeza Olmeca del Ensanche de Vallecas

Actualizado: 22 jul

¿Conoces la impresionante cabeza olmeca que monta guardia sobre el Ensanche de Vallecas? Te contamos la historia de esta curiosa escultura y de paso te animamos a acercarte y verla por ti mism@.


Foto Original de Javier Pérez Montes - CC-BY-SA-4.0
La cabeza olmeca "El Rey" Foto Original de Javier Pérez Montes - CC-BY-SA-4.0

Si te preguntasen por algún monumento característico en el Ensanche de Vallecas y tuvieses que adivinar, seguro que lo último que te viene a la cabeza es (valga la redundancia) una escultura de una cabeza de dos metros y 5 toneladas perteneciente a la época precolombina.


¿Cómo acabó aquí?


Esta escultura fue donada por el Estado mexicano de Veracruz en 2005, cuando el Ensanche estaba en pleno crecimiento. De hecho, ¡fue el primer monumento que se inauguró en el barrio!


Para aquellos entusiastas de la arqueología, !no os alarméis! Se trata de una réplica; la original se encuentra en el Museo de Antropología de Xalapa, en la propia Veracruz, junto a sus dieciséis hermanas hasta ahora desenterradas. Pero sin duda esta es la mejor. Porque aunque ciudades como Londres, Pekín o Washington también tengan una de estas, la nuestra se llama "El Rey" y Vallecas sólo hay una.


¿Y quiénes fueron los olmecas?


Fueron la primera civilización que habitó la zona meridional del Golfo de México, entre Veracruz y Tabasco. Se les considera la cultura madre del resto de civilizaciones que sucedieron. Les gustaba mucho trabajar el caucho, tanto que inventaron el primer juego (ritual) de la pelota.

Como podemos apreciar dominaban el tallado sobre piedra, pero también tenían su propia red comercial y sistema de escritura y calendario, entre otras cosas.


Poco se sabe de cómo llegó a su fin esta rica cultura. Expertos lo atribuyen a los duros cambios ambientales que provocaron inundaciones, desvíos de los principales canales de agua y actividad volcánica. Todo esto provocó que abandonasen la región y perdiesen así relevancia de manera progresiva.


¿De quién es esta cabeza?


Según los expertos arqueólogos pertenece a uno de muchos jefes de la tribu olmeca de por aquel entonces. Hablamos de la friolera de 1200 a 900 años antes de Cristo basándonos en las dataciones realizadas.


Están hechas de basalto, la piedra de origen volcánico más común y muy utilizada en construcción, y apropiadamente asociada a esta cultura por esto mismo. En este caso la escultura se talló a partir de una gran piedra que sobrepasa los dos metros y pesa más de cinco toneladas.


Seguro que cualquiera que observe esta cabeza se fijará en las curiosas facciones que exhibe y lo atribuirá a la visión particular que tenía el escultor de su gente, ¡pero nada más lejos de la realidad! En la cultura olmeca estaba a la orden del día la modificación craneofacial, práctica que se hacía en los recién nacidos para obtener estas particulares facciones.


Modificar el cuerpo de esta y otras maneras (como la ornamentación dental o la escarificación o los tatuajes) fue una tradición extendida por toda la región y se usaban como indicativos de la identidad cultural. En el caso de nuestra cabeza del Ensanche de Vallecas, al tratarse de una figura tribal importante esto probablemente denotaba estatus social.


Hoy día muchos verían este acto como barbárico, pero por aquel entonces era algo impuesto por los altos niveles de la sociedad. Es interesante reflexionar sobre cómo las culturas han ido cambiando a lo largo de la Historia.


Las culturas mesoamericanas practicaban esta técnica en los recién nacidos
Cráneo sometido a deformación


En el momento de su inauguración el Ayuntamiento quiso destacar la importancia que se concede a los aspectos culturales en el concepto global del Ensanche.

En una ciudad tan diversa como es Madrid siempre es bienvenido cualquier pedacito, por pequeño que sea, de otra cultura. Y es que la olmeca es la más antigua de Mesoamérica, que se dice pronto.


Si después de leer esto te han entrado ganas de acercarte a verla, puedes encontrarla en la glorieta de la calle La Granja de San Idelfonso junto a la calle del Puerto de la Porzuna y la calle de Honrubia.

180 visualizaciones0 comentarios